Casco de Oro 2020

Desde su primer año de existencia MundoGT viene otorgando una mención especial a aquella persona que ha gozado de gran relevancia en la comunidad del simracing, teniendo en cuenta su valía en pista pero yendo más allá y teniendo mucho peso sus actos fuera de las mismas, así como su influencia y actitud en todo momento, como aporte al enriquecimiento del simracing con su mera presencia, enfatizando su último año pero considerando todo su trayectoria de años previos. Un reconocimiento a la admiración que despierta el espíritu de todo piloto virtual.

Por todo ello:

Aparte de estas nominaciones del año 2020, de manera excepcional y con el cumplimiento de una década del Casco de Oro, en esta ocasión vamos a hacer un apartado especial para algunas personas que ya han sido nominadas otros años pero no recibieron el galardón. Por su carisma, palmarés, contribuciones y trayectoria bien se han merecido ganar esta distinción pero solo podía haber un ganador cada año a pesar de los méritos que les sobran.

Este reconocimiento a modo de nominados honoríficos de la década es para:

Jesús Sicilia, Pablo López y Óscar Ruiz.

Por sus éxitos deportivos, por representar los valores del simracing, por ser ejemplo e influencia para muchos, por demostrar su pasión incondicional y compartir sus experiencias con los demás. Si bien por circunstancias o coincidencias no ha sido asi, bien son merecedores y podrían haber ganado en algún año también este galardón. Gracias Jesús, gracias Pablo, gracias Óscar por vuestra aportación todos estos años.
Al igual que ellos, durante esta nueva década habrán y pueden aparecer nuevas personas que sientan devoción por el simracing y la transmitan a los demás. De hecho, ya los estamos viendo entre los mismos nominados de este año, ya que más de uno bien merece el galardón, pero solo debe haber uno.

Y ahora si, desvelamos al ganador de este año. El Casco de Oro 2020:

Erik Cases Vázquez, el jovencísimo piloto alicantino ha demostrado un gran nivel durante todo el año pasado en las competiciones que ha estado, haciendo crecer y llevando lejos a los equipos en los que ha estado, que no han sido pocos sabiendo ser compañero y rival dentro y fuera de pista. Estos últimos años ha sido un asiduo tanto a la competición online como presencial, no dejando indiferente a nadie y dejando su huella. Siempre ha demostrado un comportamiento ejemplar manteniéndose alejado de todo tipo de polémicas deportivas. Además ha mostrado una gran actitud en un año complicado para todos y para él especialmente en lo personal y familiar. Una trayectoria ascendente y una calidad humana que no pasa desapercibida. Todos esperamos aún más de Erik Cases en el futuro.

¡Enhorabuena Erik!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *